A este blog le quedan días para cumplir dos años. Sin embargo no tardamos ni dos meses en darnos cuenta de que la mitad de la tarea era escribir y la otra mitad darlo a conocer. Aunque reconozco que no comencé en las RRSS por gusto, sino “obligada” por necesidad, hoy me declaro convencida: No sólo es que puedes, es que debes hablar de tu trabajo en las RRSS. Es más, yo diría que para un profesional que se precie, compartir en las redes lo que es, lo que hace y lo que aprende es casi obligatorio.

Las RRSS están plagadas de grandes profesionales que, lejos de contar lo maravillosos que son, lo demuestran. Nada como tratar de compartir con humildad y respeto lo que sabes para darte cuenta de que Facebook no es solo un nido de cotillas, que los 150 caracteres de Twitter dan para algo más que para chorradas y que en Linkedin, parapetado tras muchos “expertos con impresionantes capacidades directivas”, hay mucho oro.

¿Qué me han aportado a mí como profesional las RRSS?

  • Actualización. Aunque a algunos les choque, las RRSS son un lugar maravilloso para estar al día. Cuando todo lo que sucedió ayer pasa la mañana siguiente a la prehistoria, poder seguir de cerca a quien está “en la onda” y compartir su proceso de aprendizaje en tiempo real, no tiene precio.
  • Relaciones. He “conocido” a estupendos desconocid@s, list@s y generos@s, que no han dudado en recomendarme un contacto o hacerme llegar una reflexión al hilo de algo en lo que estaba trabajando. Y he reencontrado a otros tantos. Compañeros de la universidad o gente con quien compartí proyecto en el pasado, han vuelto de nuevo a mi agenda.
  • Crecimiento y Marca Personal. No son tiempos de púlpitos ni de clases magistrales, sino de colaboración honesta y profunda, por encima de cargos y jerarquías. En las RRSS estás obligado a corresponder, aportando valor, con ánimo abierto e innovador. Mis capacidades de comunicación y mi confianza han mejorado, porque he aprendido a contar y a poner en valor cosas que hago y a las que antes no daba ninguna importancia.

Así que metidos en estas faenas, ¿cómo no voy a recomendarte que hables en las RRSS de lo que eres y de lo que has aprendido en el curso de tu actividad profesional?

¿Qué ventajas tiene hablar de tu trabajo en las RRSS?

Dice el gran Guillem Recolons (a quien no le conozca, que deje este post a medias y vaya a su blog ya) que esto del “personal branding” es un must. Y que ni las empresas ni muchos de los profesionales que las integramos, nos estamos dando cuenta del todo. Las empresas aún lo miran con recelo sin darse cuenta de que nada las va librar de que se hable de ellas en la Red. Y que, ante una crisis, la asertividad de los profesionales que forman parte de ella puede ayudar más que cualquier campaña publicitaria. Así las cosas,  el profesional capaz de hablar de su empresa en las RRSS con suficiente “profesionalidad” no tiene precio.

Los empleados que hablan de su trabajo, de su empresa y de los productos con los que trabajan contribuyen a humanizar las marcas y a generar confianza en ellas. Y no sólo consiguen amplificar los mensajes, sino que, a fuerza de hablar de su empresa, se sienten más participativos, elevando su nivel de compromiso con ella y su capacidad de innovación.

No niego que también hay desventajas

Cierto es que no todos los mandos  ven estas “conversaciones” de los empleados en las RRSS con buenos ojos. Quedan quienes sólo entienden de líneas rectas entre el producto y la venta, y piensan que “entretenerse” en dar un like o hacer un RT de un artículo es perder el tiempo, o que escribir un post que no sea un publirreportaje es hacer un brindis al sol.

Y entre los empleados, hay quienes no sólo no le ven sentido a participar, basculando entre el no saber qué decir y el temor a cargarla. Muchos de mis compañeros lo perciben como un riesgo. Razón no les falta, hay que aprender a encontrar el tono que te permite sentirte cómodo aportando.

Como nos recuerda mi adorada Eva Collado Durán (corre también a leerla, que de Marca Pesonal sabe lo suyo) a medida que vas progresando en tu participación en las RRSS y llegas con tus aportaciones a más personas, vas a tener que enfrentarte a situaciones que quizás no sean tan placenteras como esperabas.

  • Nuestro propio ego nos jugará seguro una mala pasada. Mola que te apoyen y te digan lo bien que les vino ese artículo que enviaste o ese post que escribiste. Pero no hay que subestimar que se nos suba a la cabeza, que confundamos autoestima y valor aportado con endiosamiento. Vigilancia.
  • Y te caerá alguna crítica, merecida o no. Porque jamás vas a gustar a todo el mundo, lo cual fastidia aunque ya lo tuvieras asumido. Más de uno habrá que se sienta incómodo con tus comentarios y/o con tus avances. Pero recibir críticas y aprender a gestionarlas es una oportunidad de madurar que no deberías desaprovechar. Templanza.

Aun así, animarte a participar en las RRSS con tu faceta más profesional es una oportunidad única de reflexionar sobre quien eres y qué puedes aportar. Que tal vez, por cuestiones de alcance y de exposición pública, nunca antes te dio tu actividad 1.0. Aprovecharla para crecer o tomarla como excusa para abandonar depende sólo de ti.

Claves para animarse a comenzar con buen pie

A pesar de los riesgos, que haberlos, haylos, yo soy de las que pienso que nada que hagas con sentido común y la mejor de tus voluntades puede salirte mal. Que con honestidad, ganas de aportar y ánimo templado se va a todos sitios. No estarás libre de cometer errores, pero seguro que saldrás airoso del trance y aprenderás a enfrentarte a ellos con éxito.

Por descontado, te irá mal seguro si vas de juez o de listillo. Dedicarse a criticar a la empresa o a compartir información confidencial, te traerá problemas. Te castigue tu empresa por ello o no. Pero seguro que tratar de poner en valor los productos que vendes o ayudar a difundir el conocimiento que poseen tus compañeros es un ejercicio que te hará crecer. Como persona y como profesional. Y eso, a la corta o a la larga te hará bien a ti y será provechoso para tu empresa.

Porque, no lo dudes, el tiempo nos pone a todos en el sitio que nos corresponde.

@vcnocito

Anuncios