Escribir desde este Balcón una entrada con lo mejor del año es un sueño hecho realidad. Hace un año por estas fechas estábamos Rober, Elena y yo, café en mano, preguntándonos si seríamos capaces de poner en marcha este tinglao. Y bueno, aquí seguimos :-). Gracias a tod@s, sin vosotros no estaría hoy delante del teclado.

Llenos de deseos de mejorar, de encontrar esos temas que os hagan esperar la próxima entrega cargados de curiosidad. De arrancaros una sonrisa al veros reflejados en el espejo que quiere ser este Balcon. De animaros a continuar al pie de vuestros cañones con buen ánimo y ganas de hacerlo bien a pesar de las circunstancias.

Desde este Balcón os animamos a esperar lo mejor del año que ahora comienza. Y nos atrevemos a sugeriros que centréis vuestros esfuerzos en crecer, en vivir siendo cada día un poco más felices, un poco más sabios. Anotando lo que vais a cambiar. Porque nada puede ser realmente nuevo si se vive desde viejas actitudes.

Os invito a que acabemos el año juntos, cerrando asuntos pendientes, haciendo espacio a lo nuevo. El final de un año es un buen momento de hacernos cargo de nuestros errores y pedir disculpas. Y también de reconocer lo recibido y dar las gracias. Que los retos vividos en 2015 nos sirvan para enfrentar los que vendrán en este nuevo año con fuerza y optimismo.

Yo por mi parte, deseo en 2016 aprender a ayudar a quien lo necesite, sin invadir ni forcejear. Trabajando mi sensibilidad para estar abierta a reconocerme en todos mis compañer@s, pues creo que la vida no es otra cosa que “el arte del encuentro”.

Pero hoy, permitidnos la licencia de cerrar tirando de nuestra mini-hemeroteca. Pequeña, ¡pero matona ella! No os traemos aquí la lista de más leídos, sino una recopilación que hemos entre los tres utilizando como medidor cuánto hemos disfrutado escribiéndolos.

10 frases de madre aplicadas al trabajo, ¿deberíamos traerlas a la oficina?
Atesoras tus #momentosFelices?, la vida es una integral, llena de momentos infinitesimales…

Cuida tu lenguaje, si no ten entienden cuando hablas, la culpa es siempre tuya, así que cúrrate el mensaje.

Mi compañero gana más dinero que yo!, Y encima trabaja menos, liándola cada dos por tres y tengo que enmendarle yo la plana. ¡Qué injusticia!

Eres mejor que tu jefe, en qué? Me pregunto a dónde nos lleva creernos mejores que nuestros jefes… A nada bueno, sin duda. Y a nada útil, por descontado.

El arte de echarle la culpa al de al lado, ¿Por qué nos comportamos como críos en vez de asumir nuestra responsabilidad ? ¿Cuál es el problema de reconocer nuestra parte de culpa, por acción u omisión?

8 tipos de jefe, ¿reconoces al tuyo? Endiosado, masoca, trepa, transparente….

Te enfrentas con éxito a tus errores? . Hoy decido no sólo aprender a levantarme mejor de cada error, sino a enorgullecerme de todos ellos.

Los torpes proactivos, el terror de la oficina….

Necesitas hacer el vago? Yo sí, y me niego me niego a asumir que soy improductivo, conformista y sin grandes expectativas.

Y como no, la oda al Balcon, ¿un@ de 20 o dos de 40? ¿Para qué sirve la experiencia?

 

Gracias a todos por leernos y por comentarnos. Sois much@s, de verdad que nunca esperamos que fuerais tantos 🙂

Sin embargo me quedaría con un debe en el zurrón si cerrara sin dar unas gracias extras a nuestras queridas compis y excelentes maestras de www.contunegocio.com que tanto nos han enseñado. Y a Inma, alias CMParatuPyme, que es nuestra seguidora más fiel.

¡¡¡Feliz 2016!!! ¡Seamos de aquellos que, más que un Año Nuevo, celebran “Cada-Día Nuevo”!

Anuncios