Cada vez son más las empresas que dividen el salario que pagan a sus empleados, sea cual sea su cargo o nivel, en una parte fija y una parte variable. Lo hacen así con el objetivo principal de motivar a los empleados a que se esfuercen por hacer mejor su trabajo y hacer que se enfoquen a aquello que sea más importante para la empresa, que por consiguiente será lo que esté más incentivado. La parte variable puede depender de uno o varios factores: los resultados generales de la empresa, los resultados de un departamento concreto, el desempeño personal de la persona, etc.

Yo tengo la impresión de que la retribución variable pocas veces logra el objetivo de motivarte a hacer bien tu trabajo. Si tu variable depende de los resultados de tu empresa, tu influencia en ellos suele ser muy limitada. Hay muchas variables como las acciones que toma la competencia, el entorno macroeconómico o las decisiones de los directivos que tienen más impacto en los resultados de la compañía que tu propio trabajo diario. Las cuentas de tu empresa es una palanca que queda fuera de tu control, y que tanto si trabajas mucho como si trabajas poco no vas a poder cambiar. ¿Qué motivación hay entonces ahí?

Además, la retribución variable cuantifica trabajos que muchas veces son difusos y por tanto muy difíciles de cuantificar de forma objetiva: ¿qué indicador objetivo ponemos para medir el trabajo de una secretaria, por ejemplo? Por eso creo que la mayor parte de las veces la retribución variable no premia esfuerzo, desempeño o resultados, sino que sirve para evaluar comportamientos. Es más, creo que la retribución variable se usa sobre todo para castigar determinados comportamientos. Esto no es necesariamente negativo… salvo cuando introduces la subjetividad del evaluador. Entonces es el evaluador el que castiga a través del variable comportamientos que él, y no la empresa, considera negativos.

¿Qué has estado a lo largo del año varios meses fuera por baja maternal? Te castigo sin variable por “escaqueitor”. ¿Qué me llevaste la contraria públicamente en una reunión con gente de otros departamentos? Te castigo sin variable por rebeldía. ¿Qué te has cambiado o te vas a cambiar en breve de departamento? Te castigo sin variable por infiel.

Ninguno de esos comportamientos es necesariamente negativo. En todos los casos el desempeño y esfuerzo del trabajador ha podido ser excelente. Pero sin embargo pueden no gustar al encargado de evaluar, y constituyen por tanto una excusa perfecta para evaluarte negativamente. Y no hay nada más desmotivador que tener la sensación de que el sistema de remuneración de tu empresa es injusto.

Sinceramente, yo eliminaría la retribución variable de una empresa. Creo que solo fomenta comportamientos políticamente correctos. Por ejemplo, es habitual que un comercial venda solo aquello que le da más comisiones de venta, aunque eso no sea lo que un cliente realmente necesita, o que un directivo tome decisiones con efectos positivos a corto plazo para así cobrar su bonus este año pero con efectos devastadores a largo plazo… ¿es eso lo que quiere la empresa?

Anuncios