Es costumbre iniciar el año mirando hacia delante cargados de buenos propósitos. Para tomar impulso al plantear nuevos retos, nada mejor que hacer balance de lo conseguido. Porque, son muchas las veces en las que, con ganas de seguir llenando el vaso, nos olvidamos de lo que ya tenemos en él.

Poner en valor tus logros, sin dormirte sobre ellos, es sin duda un fuente de energía para seguir adelante con renovado impulso. Un ejercicio que te anima a dar un siguiente salto.

Por ello, desde este querido balcón, hoy echo la vista atrás y veo

Más 300 post desde aquel “no saber muy bien de qué escribir”. El primero de Roberto a modo de presentación allá por febrero de 2015. O mi “¿cómo afrontas la prueba de la hoja en blanco?”, donde lo fie todo al inventado “síndrome del mensaje en la botella”, declarando un placer secreto en “currarse el mensaje y lanzarlo a mar, sin mucho esperar a cambio”. Poca visión, se llama a eso 🙂

Porque cada vez sois más quienes os sentís identificados con nuestras reflexiones. Con esos curritos de a pie que surfean, tratando de disfrutar, la ola digital. ¡cerca de 50.000 visitantes únicos este año!

Y por si eso fuera poco, también veo un libro: ¡Mi compañero gana más dinero que yo!. Un ejercicio de osadía y subidón a partes iguales 😊. ¿te lo has descargado ya?

No estaríamos aquí sin vosotros.

Así que gracias, gracias, gracias.

Vuestro cariño y vuestra confianza son nuestras alas. Sois vosotros, comentando y compartiendo este o aquel post, quienes nos animáis cada miércoles a compartir eso que vemos, eso que vivimos, eso que leemos… Eso que pensamos que nos será valioso y útil en esta era de cambios y nuevas reglas.

Somos doblemente privilegiados: por vivir el cambio en primera persona y por haber encontrado un sentido a contarlo. Que os gustamos, que os ayudamos, y que os acompañamos en el vuestro.

Porque sabemos que, hoy más que nunca, tus logros son el valor que aportas a los demás.

Que sepáis que, gracias a vosotros, lo que empezó como un juego, hoy es un compromiso. Esperamos dar más y mejor en 2020, donde cumpliremos nuestro primer lustro.

Así que, energizándonos con lo conseguido para el siguiente vuelo, permitidme hoy un recopilatorio con mis favoritos del año

Ya no valen tus títulos, ni siquiera tus logros

3 inesperados efectos de practicar el networking

Cómo arruinar tu carrera en unos sencillos pasos

Es que yo “no tengo contactos”

La verdadera razón por la que nunca tienes tiempo para lo que quieres

La teoría de las ventanas rotas

Eres lo que haces y no lo que dices que haces

Pregúntate si lo que estás haciendo hoy te llevará a donde quieres estar mañana

Millennials de más de 50 años

¡Por un 2020 lleno de entusiasmo y de nuevos post!

@vcnocito